Ámbar, la menor que fue violada y asesinada por su tío

0

Un año y siete meses tenía Ámbar cuando su tío político, un hombre identificado como Andrés Espinoza, la pudo haber violado en un caso que ha estremecido a la sociedad chilena.

Después del ataque, la menor murió de sus heridas tras ser atendida en el Hospital San Camilo de la comuna de Los Andes.

Según informes médicos, Ámbar presentaba lesiones que sugerían una penetración anal, y además se encontraba en estado de shock, lo que consternó a los médicos que la atendieron. Jamás habían visto algo así.

El supuesto responsable de la agresión, la pareja de la tía de Ámbar, fue quien llevó a la niña al hospital para que la trataran. En su declaración, dijo que la niña había caído de su cama, pero los médicos supieron que se trataba de una mentira pues sus heridas no correspondían a un accidente como el descrito por su tío.

Álvaro Retamal, pediatra que atendió a la pequeña al llegar al hospital, declaró al diario La Tercera, que sintió repugnancia, rabia, espanto y horror al enterarse de lo que le habían hecho.

“Todos de alguna forma como sociedad, le fallamos a Ámbar,” dijo Retamal.

Unos días después de que los medios de comunicación hicieran eco del caso, Sebastián Piñera, presidente de Chile, usó su cuenta oficial de Twitter para declararse al respecto.

Condenamos con indignación la muerte de Ámbar, la niña de un año y ocho meses fallecida tras hechos de violencia y presuntos vejámenes. Nos querellaremos contra los responsables, e iniciaremos exhaustiva supervisión al programa FAE Ayun, que recibe subvención de @sename_gobierno“.

Por su parte el fiscal Ricardo Reinoso, del juzgado de Garantía de Los Andes, declaró que el adulto responsable de la violación de su sobrina política, no reconoce su responsabilidad y sostiene su versión de que Ámbar cayó de su cama, la cual tiene una altura de 50 centímetros.

Sin embargo, la sociedad chilena pide justicia y Hernán Larraín, ministro de Justicia y Derechos Humanos de Chile, aseguró que se buscará imponer “la pena máxima” para Espinoza, que permanecerá en la cárcel por medio año, en lo que la Policía local realiza las investigaciones correspondientes.

Además de conmocionar a la sociedad chilena, el caso ha reanudado discusiones para que se restituya la pena de muerte, derogada en 2001.

Según indican medios chilenos, la custodia de Ámbar fue asumida cuando ella tenía apenas siete meses de edad, por una de sus tías y su pareja, el principal sospechoso de la violación.

Los familiares de la víctima aseguran que no es la primera vez que se acusa a Andrés Espinoza de violencia contra menores y que, de hecho, Ámbar habría quedado bajo la custodia de otro tío, de no ser porque una corte decidió que no le fuera concedida por el hecho de que él es homosexual.

Cabe mencionar que esa persona había sido elegida personalmente por la madre de Ámbar, decisión que fue ignorada en favor de la pareja que terminó con la custodia.

Tras el caso de Ámbar, Piñera anunció una revisión del sistema de custodia de menores, para evitar que más casos como el de esta pequeña, se repitan.

Leave A Reply

trece − 2 =