CONSUMIR ESTE PRODUCTO PODRÍA CAUSARTE CÁNCER’… ÉSTA SERÍA LA LEYENDA EN LAS CAFETERÍAS DE CALIFORNIA

0

La acrilamida es un compuesto orgánico de tipo amida que se genera naturalmente al momento de tostar los granos del café. Diversos estudios han demostrado que  la exposición a la acrilamida incrementa el riesgo de varios tipos de cáncer

Establecimientos como Starbucks, Peet’s Coffee y Keurig Green Mountain deberán colocar una advertencia en sus productos hechos a base de granos de café que indiquen que consumir dicha bebida podría causar cáncer.

Así lo estableció el juez Elihu Berle de la Corte Suprema de California, Estados Unidos, quien respaldó la demanda de un grupo de activistas sin fines de lucro que pidió colocar advertencias en todos los productos y sitios donde existan sustancias químicas que puedan causar cáncer.

El juez de Los Angeles dijo que las compañías del café no pudieron demostrar que los beneficios de beber café superan cualquier riesgo generado por un carcinógeno que se produce durante el proceso de tostado.

La industria del café no negó que la sustancia acrilamida se encuentre en esa bebida.

Sin embargo, argumentaron que se halla a niveles inocuos y que su producto debería estar exento de esa ley local porque la sustancia química se genera naturalmente en el cocido, el cual es necesario para darle sabor.

El fallo final despeja el terreno para que el Consejo para la Educación e Investigación sobre Tóxicos procure obtener un interdicto permanente que derivaría en la colocación de etiquetas de advertencia ominosas, o en un compromiso de la industria para retirar la sustancia química de su producto, como lo hizo el sector que fabrica papas fritas hace años cuando el mismo grupo lo demandó.

El abogado Raphael Metzger, que representa a ese organismo sin fines de lucro, dijo esperar que la mediación lleve a algún tipo de acuerdo en el caso que se viene gestando desde hace ocho años.

Si no se llega a ningún trato, en otra fase del juicio se determinarían penalizaciones civiles de incluso 2 mil 500 dólares por cada persona expuesta al cancerígeno cada día desde que se presentó la demanda en 2010.

“En todos los años en que me he dedicado a esto nunca tuve un caso que llegara hasta este punto”, afirmó Metzger.

“Ellos han perdido todas sus defensas y nosotros demostramos lo que decíamos. Lo único que falta por definir es la naturaleza y la forma del interdicto, y la cantidad de penalizaciones a ser evaluadas. No están en una posición agradable”.

La industria del café asegura que que las advertencias de que la bebida es un cancerígeno serían engañosas, y mencionó que numerosos estudios han mostrado que beber café conlleva beneficios para la salud.

Leave A Reply

11 − diez =