Dos Catrinas, la nueva apuesta gourmet de Punta Mita

0

Inspirado en una de las iconografías más poderosas del arte mexicano, este espacio, alojado en el hotel Four Seasons Punta Mita, rinde homenaje a la cultura nacional con un menú dotado de autenticidad.

Después de afinar detalles y tras once meses de labores de construcción, Dos Catrinas abrió sus puertas en el Four Seasons Resort Punta Mita. Se trata de un espacio que conjuga lo mejor de la herencia cultural mexicana con la culinaria regional moderna que distingue a la Península nayarita.

“Concebir el menú representó una grata aventura por los sabores de México”. Así lo expresaron a Forbes Life los profesionales que trabajaron para dar sabor, color, aroma y forma al concepto gastronómico. Jorge González, chef ejecutivo de Four Seasons Resort Punta Mita y Fernando Méndez, quien lidera la cocina de Dos Catrinas.

La propuesta culinaria debía estar en sincronía con el diseño tan especial del nuevo espacio; había que generar sinergia. Para lograrlo, los chefs se reunieron y charlaron con el arquitecto al frente del proyecto, el colombiano Saul Sasson. Ideas fueron y vinieron, ingredientes llegaron y otros se fueron, hasta llegar al punto culminante en que cada detalle casaba a la perfección.

El resultado: “Un concepto auténtico que invita a los viajeros a experimentar la cultura de México con matices vanguardistas. También a degustar la calidad de los ingredientes locales y la diversidad de los sabores nacionales. Esto en espacios muy abiertos que permiten una vista infinita del océano Pacífico”, comenta el chef Jorge González.

Menú con un color especial

Desde la década de los cincuenta, el tono de rosa que conocemos como “mexicano” ha sido un símbolo notable de nuestro país pues, junto con otros elementos culturales, contribuyó a crear en ese entonces una identidad propia. Tal fue el impacto de este color, que Ricardo Legorreta y Luis Barragán lo usaron para dotar sus edificaciones de esencia nacional.

Esa fue una de las razones que inspiraron a crear uno de los platillos estelares del menú de Dos Catrinas: el Pato Confitado con Mole Rosa. El chef Fernando Méndez explicó que para conseguir esa tonalidad, utilizaron betabel, chiles morita y guajillo, por mencionar algunos. De igual manera implicaron piñones, nuez de la India y chocolate blanco.

El sabor a mar es vital

Los ceviches son un emblema de Dos Catrinas, y su concepción está estrechamente vinculada con la abundancia de la región. De callo, de almeja o de camarón, así como creaciones especiales con producto de la pesca sustentable en La Cruz de Huanacaxtle y Punta Mita, como Dos aguachiles, Tiradito de atún aleta amarilla y salsa a base de leche de coco, y Tlayudas que ‘enamoran con su tonalidad rosa’… O churros de jaiba para degustar en el bar del restaurante.

En la carta de bebidas

Para maridar, una completa carta de vinos de diversas regiones de México como Baja California y Coahuila; coctelería con mezcal hecho especialmente para Dos Catrinas, lo mismo que una gama de cervezas artesanales. Un abanico de destilados, incluido el que se obtiene de la lechuguilla (agave silvestre): la raicilla.

Una travesía por los sabores de México que conviene comenzar en el restaurante principal con tlayudas de res al estilo de Oaxaca, con cilantro y brotes de chile, y concluir con unas paletitas de chocolate tabasqueño, un postre de guayaba, un pan de plátano o una Tuba con mousse de coco, sugiere Jorge González.

Pero la experiencia puede continuar en el bar del restaurante o subir al segundo piso donde se encuentra el bar lounge, un espacio perfecto para relajarse y tomar una copa después de cenar y disfrutar de la brisa del mar.

Y es que, como nos comentó Miguel Peregrina, director de Relaciones Públicas y Comunicación de Four Seasons Resort Punta Mita, hablar de Dos Catrinas es referirse a un concepto muy ‘rico’, a una vasta expresión de dualidad: el día y la noche, la conclusión de un ciclo y el inicio de una nueva vida, el presente y el futuro.

Leave A Reply