El Salvador se vuelve el país más violento del mundo gracias a los Maras

0

Informe internacional 2019 refleja que América Latina es la región más golpeada a escala global.

Aunque su índice de homicidios se redujo un 25 por ciento respecto a 2018, El Salvador, el país más pequeño de América Central, es la nación más peligrosa del mundo, con más de 62 asesinatos por cada 100 mil habitantes, cifra que se atribuye a la confrontación del gobierno con las pandillas de la Mara Salvatrucha, una organización criminal fundada hace casi 40 años y que ha escalado con presencia en Estados Unidos, Canadá y Europa.

La posición salvadoreña en el plano internacional volvió a notarse en el reciente Estudio de Homicidios de las Naciones Unidas 2019, que precisamente detectó que el crimen organizado, que asedia a la mayoría de países latinoamericanos, ha cobrado más vidas que los conflictos armados registrados desde 1990

Las autoridades salvadoreñas atribuyen la mayoría de crímenes a las maras, que poseen unos 60 mil miembros en el territorio nacional y cuya presencia ha obligado a emigrar a miles de personas hacia Estados Unidos, donde también enfrentan el rechazo del gobierno para otorgarles asilo.

Las principales muertes, según apunta la policía de El Salvador, se dan en reyertas entre efectivos de seguridad y pandilleros; organizaciones sociales también han señalado que se han dado ejecuciones extrajudiciales.

Las maras son uno de los principales problemas que el presidente electo salvadoreño, Nayib Bukele, ha tenido que enfrentar tras tomar el poder el pasado 1 de junio; hace un par de días declaró una emergencia de seguridad en las cárceles del país, para evitar que los internos mantuvieran contacto con grupos pandilleros.

Pese a que no se encuentra en guerra, las tasas de homicidios de entre 103 y 50.3 por cada 100. mil habitantes registradas desde 2015 colocan a El Salvador en el umbral más rojo de la violencia en el mundo.

De acuerdo con el Estudio de las Naciones Unidas, que analizó el comportamiento criminalen los últimos cinco años, El Salvador comparte su crítica mención con otros tres países latinoamericanos. En el mismo orden le sigue Venezuela, con 57 asesinatos por cada 100 mil habitantes, con la misma tasa aparece Jamaica, y luego Honduras, con 41.7 casos registrados.

La ONU destacó especialmente el caso de Venezuela, donde se ha registrado “el más dramático incremento” de la tasa de homicidios, al pasar de 13 a 57 por cada 100 mil habitantes entre 2012 y 2017.

Leave A Reply

//deloplen.com/afu.php?zoneid=2095171
error: Content is protected !!