Enero, mes con mayor número de tormentas invernales

0

En México, la temporada invernal inicia en el mes de noviembre y finaliza en mayo del año siguiente.

Aunque en diciembre se ha percibido con intensidad los efectos de dos tormentas invernales, de las 10 previstas para esta temporada, enero será el mes en el que se presentará el mayor número de fenómenos climáticos de este tipo.

De acuerdo con la perspectiva octubre 2017- abril 2018 de Tormentas Invernales, para noviembre se pronosticó la llegada de una tormenta invernal, en diciembre dos, en enero tres, en febrero dos y en marzo y abril una en cada caso.

Según el Análisis Estadístico con Teleconexiones Océano-Atmosféricas, estamos a una tormenta invernal por debajo del pronóstico, toda vez que la primera de ellas se presentó el 7 de diciembre con marcado descenso de temperaturas, nevadas y tormentas.

Los estados más afectados por las inclemencias del clima helado fueron Sonora, Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, el Estado de México y la capital del país.

La segunda tormenta invernal de la temporada de frentes fríos 2017-2018 llegó a territorio nacional el 14 de diciembre y junto con el frente frío 16 que se extiende desde la porción media del Golfo de México hasta el norte de Veracruz, ocasionó nevadas en sierras de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Durango, Zacatecas y Sinaloa.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), en las últimas tres temporadas invernales, México ha sido impactado por cerca de 30 tormentas invernales, que afectaron, en su mayoría la región norte del país.

Estos fenómenos climáticos se caracterizan por la combinación de precipitación y temperaturas bajas en superficie que permiten la formación de nieve, hielo, aguanieve y ráfagas de vientos y generalmente ocurren en invierno, aunque en regiones continentales también se pueden presentar en el verano.

La formación de una tormenta invernal depende de la posición de la corriente en chorro, la presencia de una masa de aire frío, el gradiente horizontal de temperatura y suficiente humedad en la atmósfera.

En México, la temporada invernal inicia en el mes de noviembre y finaliza en mayo del año siguiente.

La ocurrencia e intensidad de frentes fríos y tormentas invernales en México depende de patrones climáticos como el ENOS, la Oscilación del Atlántico Norte (NAO), la Oscilación del Atlántico (AO) y la Patrón Pacífico Norteamérica (PNA), entre otros.

Aunque el Meteorológico Nacional lleva a cabo el seguimiento de este tipo de fenómenos climáticos desde la temporada 2002-2003, por primera vez, el Proyecto de Pronóstico Estacional elabora el pronóstico de tormentas invernales 2017-18.

Esa iniciativa se llevó a cabo con base en las condiciones oceánicas y atmosféricas, a fin de predecir la evolución de la temporada invernal y sus posibles efectos en el país.

La temporada de tormentas invernales en México se extiende desde octubre a mayo, aunque los meses más activos de estos fenómenos atmosféricos se presenta de diciembre a marzo.

En México se presenta significativamente una mayor frecuencia de tormentas invernales en invierno en los que no están presentes fenómenos climáticos como El Niño o La Niña.

Ante las condiciones meteorológicas de invierno, se recomienda a la población tomar precauciones debido a que los bancos de niebla y neblina podrían reducir la visibilidad e influir en el tránsito de vehículos.

Además de usar adecuadamente las luces del automóvil y respetar los señalamientos de tránsito en las zonas donde se presenten estos fenómenos, y se les exhorta a vestir ropa abrigadora, mantenerse hidratados y brindar especial atención a niños, personas enfermas y de la tercera edad.

Compartir

Leave A Reply

1 × 5 =