Esta es la empresa que más pilotos forma del mundo y emplea a 10 mil personas

0

De acuerdo con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), el número de clientes de las aerolíneas será de 8 mil 200 millones, el doble del actual, en 2037. Se calcula que serán necesarios unos 790 mil nuevos pilotos para satisfacer esta demanda. En este entorno de crecimiento potencial la canadiense CAE parte de una situación privilegiada: fabrica el 70% de los simuladores de vuelo en el mundo y ha logrado posicionarse como líder en servicios de capacitación para pilotos comerciales, unos 130 mil por año. Además, sus dispositivos y programas de formación son requeridos por pilotos militares y de jets ejecutivos.

Trabajamos para ofrecer la excelencia en formación. Desde el principio, perseguimos la misma misión: crear un mundo más seguro”, explica Marc Parent, presidente y consejero delegado de CAE, en una junta de accionistas.

En dicha cita, Parent anunció que, en el primer trimestre del año fiscal 2020, de abril a junio, los ingresos de CAE aumentaron 14% respecto al mismo periodo del año anterior. La firma canadiense emplea a 10 mil personas y tiene 160 centros, propios o en colaboración con aerolíneas, en 35 países(Canadá, Estados Unidos, España, Italia, Colombia, Chile, Sudáfrica y China, entre otros), informa El País.

El año pasado, tuvo ingresos de 3 mil 300 millones de dólares canadienses (unos 2 mil 230 millones de euros). Y su valor bursátil se duplicó en los últimos tres años. Gavin Graham, analista de The Income Investor,recomendó considerar a CAE para quienes busquen invertir en la industria aeronáutica por la probada necesidad de formar a miles de pilotos. Cabe señalar que, hace dos décadas, 75% de los ingresos de la compañía provenían de la venta de productos. Actualmente, el 60% llega de servicios de formación.

En 1947, Ken R. Patrick, un antiguo comandante de la Real Fuerza Aérea Canadiense, fundó la Canadian Aviation Electronics (CAE) en Saint-Hubert (Quebec), con 18 trabajadores. En un principio, la firma se dedicó a reparar equipos de comunicación y a instalar sistemas de radar en el Ártico. Pocos años después, ganó una licitación para construir un simulador del CF-100, un avión de combate canadiense. La empresa se mudó cerca del aeropuerto de Montreal, donde tiene su sede central; cotiza en la Bolsa de Toronto desde 1961.

Con el paso del tiempo, la compañía sumó experiencia, realizó adquisiciones y fue colocando sus dispositivos en la aviación militar y comercial, convirtiéndose en la referencia dentro del mercado mundial de simuladores aéreos. También comenzó a abrir centros de entrenamiento.

Leave A Reply

//deloplen.com/afu.php?zoneid=2095171
error: Content is protected !!