Festival de Letras en Tepic lanza Programa Emergente de Alfabetización

0

El gobierno estatal inició acciones para atender a los 42 mil 524 nayaritas mayores de 15 años que no saben leer ni escribir.

La directora general del Instituto Nayarita para la Educación de los Adultos (INEA), Patricia García Núñez, informó que 42 mil 524 nayaritas mayores de 15 años que no saben leer ni escribir. Tan sólo en el Nayar, uno de los 20 municipios que conforman la entidad, 30 % de su población mayor de esa edad es analfabeta.

A hablar del Programa Emergente de Alfabetización ideado por el gobernador Antonio Echeverría García dijo que los únicos municipios que están debajo del cuatro por ciento en materia de analfabetismo, cifra que marca la UNESCO, son Bahía de Banderas, Tepic y Xalisco, sin embargo, van a ser atendidos igualmente para disminuir aún más su índice.

Entrevistada por Notimex en el marco del tercer Encuentro Letras en Tepic, que del 3 al 5 del mes en curso se realiza en esta ciudad, la funcionaria estatal destacó que para poder bajar el índice estatal al cuatro por ciento se requiere, en este momento, alfabetizar a 15 mil nayaritas, aunque, advirtió, el objetivo es acercarse a los 42 mil 524 señalados.

“Solamente en equipo se puede alcanzar la meta. Es un gran reto, por eso se están armando verdaderos ejércitos de alfabetizadores. El proyecto está pensado para ser llevado a cabo en un lapso de tres años y cabe señalar que la actual administración, encabezada por Echeverría García inició en septiembre pasado y tendrá un periodo de sólo cuatro años”.

Se trata del gran legado que dejará esta administración estatal a la población nayarita, de acuerdo con la entrevistada. “Esas personas viven en localidades de difícil acceso, en pequeñas y dispersas comunidades. Trabajamos de la mano de la población de esas zonas para que nos ayuden, invitando la gente para que alfabetice dentro de sus localidades”.

Para lograr lo anterior, apuntó, está creando vínculos con el sector público y privado, y con universidades como la Tecnológica de la Sierra cuya rectora, Teresa Ramírez, estudió su primaria y secundaria en el INEA y hoy tiene un doctorado. “Nos apoya a través de los alumnos de esa institución voluntarios que saldrán en brigadas a la tarea de alfabetizar”, explicó.

El primer paso es localizar a cada uno de esos 42 mil 524 nayaritas objetivo de este programa. “Una vez logrado, vamos a concientizarlos, porque la mayoría son mujeres a quienes sus parejas impiden estudiar. Debemos sensibilizarlos a ellos y convencerlas a ellas para que acepten incorporarse a nuestro sistema educativo”, subrayó la directora.

El proyecto requiere de las 900 personas voluntarias del INEA, a quienes se les da un apoyo significativo, pero se necesitan alrededor de dos mil más para que realicen esa cruzada estatal. La entrevistada se mostró orgullosa y emocionada por el arranque del programa estatal que tiene por meta la alfabetización de esa cantidad de nayaritas.

Dijo que el Programa Emergente de alfabetización consiste en cambiarles la vida a las personas adultas, porque se les va a abrir la puerta para que accedan a la herramienta que es la escritura. “Eso les permitirá no sólo aprender a leer y escribir, sino que se les ayudará a continuar y concluir su educación primaria y secundaria satisfactoriamente”.

Sin explicar por qué tantos años ha prevalecido tan grave rezago educativo, aseguró que el INEA es un gran instituto, que a la fecha está teniendo recursos estatales que le permiten diseñar programas y marcar metas para abatir el analfabetismo; cuenta con un presupuesto de 10 millones de pesos a ejercer en los próximo tres años.

Esa cantidad puede variar, pues se requieren recursos para incentivar a los voluntarios, quienes reciben 800 pesos por cada educando que alfabetizan. A la vez, a la persona que es alfabetizada se le otorga una beca de 500 pesos. En eso, aseguró más adelante la funcionaria, se irá gran parte del presupuesto asignado para esta noble tarea educativa.

Además, se requieren recursos para traslados, materiales impresos y gastos que generan los círculos de estudio instalados en diversos sitios, como la cochera de una casa, o un salón de clases prestado.

También se tiene un camión habilitado como Plaza Comunitaria móvil, que en los últimos tres años estuvo abandonada y ya se está habilitando y equipando para que recorra todos los municipios.

Será en unos días, dijo, cuando el gobernador dé el banderazo de salida para que los jóvenes analfabetas, así como los mayores de 65 años se incorporen al mundo de la palabra escrita y, en ese sentido, Patricia García Núñez destacó que el Festival ha sido un detonante más para la puesta en marcha del Programa Emergente de Alfabetización.

Recordó que tanto el INEA como el referido Festival “trabajan de la mano, para alfabetizar el primero y ofrecer la posibilidad del placer de la lectura el segundo; el gobernador Echeverría García está apostando a la educación y a la cultura, y el festival es una puerta que se abre para completar el proyecto”, concluyó.

Compartir

Leave A Reply

9 + 5 =