Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán: Revelan 5 rasgos de su personalidad

0

La especialista en leer el rostro, Adriana Cano, realiz un análisis sobre la evolución de la cara del narcotraficante, en el que encontró reveladora información de la personalidad del capo.

México.- “El rencor y los deseos de venganza son una actitud que se observa en los ojos y rostro de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, además de que sus facciones muestran que aquella persona que lo traicione no la cuenta”.

1.’El Chapo’ no soporta la traición

Es alguien que busca siempre el reconocimiento, no soporta la traición y su mamá, María Consuelo Loera Pérez, siempre está presente en su pensamiento.

“Tiene una mirada muy peculiar, sus ojos son muy pequeños y tiene una cara grande. Tiene gestos de deseos de venganza, de rencor hacia quienes son culpables de que esté detenido”, afirmó.

En su estudio, Adriana Cano aseguró que Guzmán Loera no soporta las traiciones, “le pegan muchísimo.

2. ‘El Chapo’ es leal

Es un hombre que cuando es leal es completamente leal y también pide esa lealtad, por lo que en una traición no la cuenta quien lo hace”.

3. ‘El Chapo’ es sexual

‘El Chapo’ es alguien a quien le gusta proyectar su virilidad y tiene una debilidad muy grande por las mujeres, “es muy hombre. Es muy sexual, muy masculino, cuida mucho su atractivo con las mujeres y es vanidoso, le gustan mucho las mujeres”.

4. No le gustan los conflictos

Es un hombre, agregó la especialista, al que le gusta llevar su papel de esposo a la antigua, “a alguien que le gusta ser el proveedor de la familia y a quien no le gustan los conflictos, por lo que busca cesarlos rápidamente y sin complicaciones, no le gusta involucrarse demasiado en ellos”.

El narcotraficante que hoy se encuentra en una cárcel en Nueva York, es una persona que no se veía con la idea de dedicarse toda su vida al narcotráfico y al trascurrir los años, “se han ido acrecentando situaciones negativas que lo han decepcionado”.

5. Quiere ser libre

Al hacer una comparación entre una fotografía del capo en 1993, cuando fue presentado a la prensa en su ingreso al penal de Almoloya de Juárez, y una foto del año pasado, durante su extradición a Estados Unidos, Adriana Cano no encuentra muchos cambios, debido a que estos sólo se muestran en pérdidas emocionales, salud y forma de actuar en sus proyectos. Su principal objetivo, según su rostro, es la libertad.

Compartir

Leave A Reply

quince − 12 =