La casa de las Flores y la historia de una familia casi perfecta

0

La trama revelará la realidad de los personajes, sus aventuras y traiciones, homosexualidad reprimida, clasismo y racismo

Un suicidio, un marido infiel, un yerno transexual, un negocio en la ruina, un hijo bisexual, narcotráfico, sonrían. La casa de las flores, la nueva serie que estrena Netflix este viernes, develó las contradicciones de una extravagante familia de clase alta, aferrada a mantener las apariencias que le exige una sociedad clasista como es la mexicana, y las grietas que se abren en su código ético presuntamente infranqueable.

Una trama melodramática que en esencia repitieron las telenovelas hace décadas, estancadas en un mismo formato sumamente rentable, pero que el director Manolo Caro reinventa hasta un extremo revolucionario: una versión sin complejos del culebrón millennial.

Manolo Caro, quien anteriormente realizó películas como Elvira, La vida inmoral de la pareja ideal y No sé si cortarme las venas o dejarmelas largas, esta serie apuesta por crear una producción fresca que al mismo tiempo atraiga a un público amplio.

Destaca especialmente el elenco que aparecerá en ella, el cual incluye a Verónica Castro de regreso en las pantallas, así como a Cecilia Suárez, Aislinn Derbez, Claudette Maillé, Verónica Langer, Arturo Ríos y Juan Pablo Medina.

Esta serie es una historia y un formato a medias entre las telenovelas y las series, por lo que Netflix apuesta por atraer a ambos públicos con una gran producción.

En este nuevo lanzamiento de Netflix, destacan sobre todo las actuaciones de las mujeres en papeles que reivindican las libertades y posibilidades del género, así como los matices de la condición femenina.

Leave A Reply

18 + 18 =