Las mamás deben salir de vacaciones SOLAS una vez al año

0

Las mamás olvidan que también necesitan vacaciones

No importa cuánto amor profeses a tus hijos y/o pareja. Puedes ser una súper mamá que trabaja, ve a los hijos y mantiene un hogar. Quizá siempre dices que no necesitas un descanso, pero lee bien esto: TODAS necesitamos algo de tiempo para nosotras mismas. Esto no es solamente salir unas horas de casa a ver a tus amigas o al gym sino a tener una verdaderas vacaciones sola.

Aquí te damos algunas razones por las que deberías considerar hacer un viaje por tu cuenta SIN hijos, SIN pareja y sin nadie ni nada que rompa con tu paz mental un par de días.

 

Descanso reparador

Todo el mundo necesita un buen descanso de su trabajo de vez en cuando, no importa si es en la oficina o en la casa. Necesitamos repostar para satisfacer las demandas de la vida. Pero las vacaciones en solitario son para tener un descanso de todos esos trabajos. Seamos sinceras, las vacaciones con hijos no son realmente vacaciones, especialmente si son pequeños. Tienes que pensar en muchas cosas, dede qué llevar, hasta hacer que coman, que no lloren y que tengan sus horas de sueño. Las vacaciones familiares son divertidas pero nada como darte un respiro por tu cuenta.

Viajar sola te permite conectarte contigo misma

Cuando viajas sola puedes interiorizar en tus pensamientos.  Es realmente reparador. Tanto la vida cotidiana como los viajes con niños están cargados con estrés pero estar sola te permitirá olvidarte de todo (en teoría) y concentrarte en lo que estás haciendo en ese momento. De este modo, puedes procesar lo que estás haciendo con tu vida y darle sentido a todo; puedes soñar, hacer planes y pensar con mayor claridad. Incluso puedes adentrarte en una rutina de yoga o meditación, darte un baño caliente o aprovechar que tienes un cuarto de hotel para ti sola.

Viajar sola es transformador

Viajar sola es un cambio profundo y permanente, te ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva.  Te volverás más adaptable y flexible. Aprendes a adaptarte y a encontrar una nueva solución, e incluso puedes reírte de ella al final del día.

¡Te sentirás viva de nuevo!

Viajamos por las experiencias, por los momentos que son indescriptibles y que te hacen sentir que vuelves a respirar después de todo esa angustia a la que estás sometida en el día a día. Viajar es la clave para sanar tus males y no sólo aquellos que tienen que ver con la mente, sino con el cuerpo y el alma.

Leave A Reply

//deloplen.com/afu.php?zoneid=2095171
error: Content is protected !!