Llevan a muerto en ataúd a despedirse de su cantina favorita

0

Para que cuando ustedes mueran, sus seres queridos les hagan el favor.

Muéranse de envidia. ¿Han soñado o dicho que en su funeral los lleven a su lugar favorito?

Pues el señor Ventura Coronado Mata, un tamaulipeco de honor que ya está en el cielo, le pidió a sus amigos que lo llevaran al que fue su segundo hogar en vida: la cantina “Los Cuates”, en el centro de Ciudad Victoria, Tamaulipas.

En esta cantina el señor se dedicaba a atender a los comensales, escuchar historias y servir miles y miles de litros de cerveza.

Después del velorio, llegaron los rezos que seguramente hicieron unas señoras que rezan súper rápido, más rápido que el rapero Eminem.

El señor Ventura fue llevado por sus cuates a “Los Cuates”. La escena debió ser similar a esto, aunque en Ciudad Victoria no hay Metro.

Después entraron a la cantina y por su puesto empezaron a celebrar (?). La pregunta del millón: ¿qué hicieron en la cantina además de llorar, plañir y ofrecerle cerveza al difunto?

La verdad es que, dicen, los señores lloraron y lloraron mientras recordaban a don Ventura: las historias de amor y desamor que escuchó, la forma en la que servía la cerveza y todos los secretos que se llevó a la tumba.

Por eso alguien debería recompensar a estos héroes, ¡esos son amigos y no pedazos!

¿Se habrán puesto súper borrachos?

Leave A Reply

//serconmp.com/afu.php?zoneid=2095171
error: Content is protected !!