Lo que significan los seis puntos de Krilin en su frente

lo-que-significan-los-seis-puntos-de-krilin-en-su-frente

Goku no habría llegado a ser tan bueno de no ser por él

 

Todos tenemos un amigo Krilin, ya sabes, el chaparrito peleonero que siempre pierde en las peleas, y que a pesar de estar un poco calvo tiene buena suerte con las chicas.

 

Goku no habría llegado a ser tan bueno de no ser por él, pues cuando eran pequeños, su amigo pelón, lo motivó a dar el máximo de su capacidad y le mostró desde un punto de vista algo más serio la importancia del entrenamiento duro.

 

Aunque con el paso de los años hemos conocido un poco más de Krilin, siempre tuvimos una gran duda ¿Por qué demonios tenía seis puntos pintados en la frente?

 

Sí, sabemos que los tiene porque era monje, pero ¿qué demonios significan?

 

La ruda infancia de Krilin

 

Quizá muchos no recuerden esto, pero antes de llegar a entrenar con el maestro Roshi, Krilin pasó algunos años aprendiendo artes marciales en el templo de Orin, al cual llegó a la tierna edad de 4 años.

 

De acuerdo con la wiki de Dragon Ball, Krilin nació en el año 736, así que fue aproximadamente en el 740 cuando inició formalmente su entrenamiento, el cual no fue nada fácil.

 

Al ser un estudiante pequeño, su enseñanza estaba a cargo un grupo de monjes mayores, quienes le hacían bastante bullying para demostrar su superioridad, lo cual seguramente influyó en su comportamiento cuando era niño.

 

Krilin dejó este templo cuando tenía aproximadamente trece años de edad, pero durante algunas escenas podemos ver que antes de salir ya tenía sus famosos seis puntos marcados. Recuerda muy bien esto, porque podría ser un error de Dragon Ball. Más adelante te explicaremos por qué.

 

Si te dio tristeza ver como maltrataban al amigo de Goku, no te preocupes, en un torneo de artes marciales pudo vengarse de todos.

 

Las marcas que podían salvar vidas

 

Después de una intensa búsqueda, encontramos la que podría ser la historia que dio origen a este ritual tan asociado a los monjes shaolin, pero debemos advertirte que podría no ser la oficial.

 

En un foro asociado a la revista Kung Fu Magazine, uno de los usuarios, llamado Jeremy R. escribió que esta tradición inició cuando el Emperador Liang Wu Ti dominó China, es decir, entre los años 464-549 D.C. 

 

De acuerdo con Jeremy, el emperador inició una campaña militar para asesinar a los rebeldes que se escondían en los monasterios budistas de China. Al recibir la noticia, los abads tuvieron que idear un elemento que identificara a los miembros auténticos de los templos para evitar su muerte.

 

La solución fue reunir a todos y hacerles seis quemaduras de incienso en la frente, así el ejército sólo tendría que buscar a quienes no tuvieran este distintivo.

 

El verdadero significado de los seis puntos

 

Con el paso de los años se fue modificando el significado de este ritual, pues es posible ver algunas variantes en cuanto al número de quemaduras realizado, pero todavía existe una ceremonia realizada por monjes dedicados a las artes marciales.

 

El llamado Jieba, es un ritual celebrado por los monjes Shaolin, en la cual se hacen un total de nueve quemaduras que representan las reglas de conducta que guían sus acciones.

 

Estos puntos son realizados por el maestro de quien termina el entrenamiento, y en algunos casos por el abad del templo.

 

Esta ceremonia requiere grandes habilidades de meditación y una excelente condición física, pues para realizar las quemaduras se colocan una especie de tubos donde se ponen los inciensos, los cuales se retiran hasta haberse consumido totalmente.

 

El gobierno de China prohibió por muchos años realizar esta ceremonia, pero en 2007 levantó provisionalmente la restricción, y aunque había muchos estudiantes Shaolin, sólo 43 fueron merecedores de sus puntos.

 

Esta es la verdadera historia de los puntos de la frente de Krilin quien, podrá no ser el más fuerte, pero ha tenido el valor de pelear con todos y cada uno de los villanos más poderosos de Dragon Ball.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios