Michael Jackson, acusado por dos menores mexicanos de abuso sexual

0

Michael Jackson fue investigado por el Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) tras las acusaciones de presunto abuso sexual contra dos niños mexicanos en los 80.

El FBI también examinó una supuesta cinta de video de “sexo infantil” con la etiqueta “Los favoritos de Neverland de Michael Jackson”, de acuerdo a documentos descubiertos por The Sun.

Un testigo llamó a la Policía de Los Ángeles y alegó que el cantante abusó sexualmente de dos chicos mexicanos en 1985 o 1986, pero la investigación fue “encubierta”, según un documento del FBI.

El memorando interno afirma que el testigo, autor de uno de los libros sobre el cantante, alegó que los dos niños denunciaron el presunto abuso al FBI en ese momento, pero los agentes cerraron el caso porque Jackson debía recibir un premio en la Casa Blanca por parte del presidente de Estados Unidos.

El documento de 1993, que describe la llamada de la Policía al FBI, dice: “El 27 de diciembre de 1993, el escritor recibió una llamada telefónica del Departamento de Explotación Sexual de Niños de la Policía de Los Ángeles”.

Además, había información de que el FBI en 1985 o 1986 investigó las acusaciones contra Jackson por presuntamente haber abusado sexualmente de dos niños mexicanos.

El memo continúa diciendo que un agente del FBI, quien era un agente mormón especial a cargo, y un agente hispano investigaron el incidente.

El agente “no siguió las acusaciones porque Jackson recibió un reconocimiento del presidente de la Casa Blanca”, se lee en el documento.

Según el autor no identificado: “la investigación fue encubierta”.

El agente que escribió la nota dijo que buscó en los archivos información sobre las acusaciones, pero “no se encontraron referencias”.

En otro memo de 1997 con el tema: “PORNOGRAFÍA INFANTIL”, el FBI describe cómo los agentes llevaron a cabo un análisis a profundidad de una cinta de video VHS etiquetada: “Michael Jackson’s Neverland Favorites An All Boy Anthology”.

El memo describe cómo un examen “físico y electrónico” de la cinta “reveló que es una grabación de tercera o cuarta generación de mala calidad”.

No está claro qué fue exactamente lo que estaba en la cinta, pero la solicitud para examinarlo llegó al FBI del Servicio de Aduanas de los EEUU.

Los documentos, muchos de los cuales están redactados o incompletos, se publicaron en 2009 como parte de un expediente secreto del FBI nombrado Jackson Probe.

Incluido en las presentaciones se encuentra una declaración de una trabajadora social canadiense que narró la ocasión en la que viajaba en un tren al Gran Cañón con Jackson y su séquito, y se preocupó por su comportamiento del cantante con un niño, identificado como el “primo” de la estrella.

La mujer nombrada como “P/R”, una empleada de servicios infantiles, reveló que más tarde escuchó ruidos “cuestionables” y estaba tan preocupada que se contactó con el conductor.

El informe dice: “Jackson era muy posesivo con el niño. En la noche, “P/R” escuchó ruidos cuestionables a través de la pared; ella estaba lo suficientemente preocupada como para notificar al conductor de sus sospechas”.

Otro documento muestra cómo se informó a los agentes de que se había presentado una orden de restricción contra Jackson (ordenándole que se mantuviera alejado de una persona no identificada).

Los agentes no sabían en qué Tribunal se presentó la orden, pero verificaron todos los archivos en el Tribunal Superior de Nueva York y no pudieron encontrar la orden de restricción.

Los archivos fueron revelados en el documental Leaving Neverland, tras las acusaciones de Wade Robson y James Safechuck, de que el “Rey del Pop” los había molestado repetidamente durante el transcurso de varios años.

Con información de The Sun.

Leave A Reply