«Pensé que no me ibas a sacar porque soy negro», dice niño a rescatista

0

Macarena Cabrujo se convirtió en una verdadera heroína tras lanzarse al agitado mar para salvar a un niño de 10 años.

Una verdadera heroína, eso es Macarena Cabrujo, una socorrista que sin detenerse a pensar en su propia vida, se lanzó al enfurecido mar, en una playa de Palma de Mallorca, España, para rescatar a un niño que estaba a punto de ahogarse. Aunque su valiente acto salvó de la muerte al menor, lo que este le dijo cuando llegó a su rescate le dejó una sensación agridulce.

Aunque el mar estaba muy agitado, ella se lanzó al rescate del menor

Macarena, originaria de la ciudad argentina de Rosario, jugaba voleibol en la playa Can Pere Antoni, luego de concluir una tranquila jornada laboral, pues el mar se encontraba muy agitado y se había prohibido la entrada al agua de los bañistas.

Por un instante, la joven de 25 años volteó hacia el mar y vio que alguien esta a a punto de ahogarse.

Lo primero que hizo fue pedir a sus amigos que llamaran al servicio de emergencias y, aunque en ese momento no llevaba su equipo de rescate ni dispositivos de flotación, se sumergió en las agitadas aguas para auxiliar a un niño de 10 años.

«Sabía a lo que me metía», dijo la socorrista, quien contó que cuando estaba a punto de llegar hasta el menor, este se desmayó y se hundió alrededor de metro y medio. 

«Pensé que no me ibas a sacar porque soy negro»

«Cuando me ve, se fondea. Como que cedió” tras casi hora y media luchando por su vida, dijo Macarena, quien afortunadamente logró atrapar al niño y regresarlo a la superficie. Esta hazaña la puso muy contenta, pero casi de inmediato se sintió triste cuando el niño le habló.

La joven lamentó que a su corta edad, el menor ya sea consciente del racismo que impera en el mundo actual.

«No había ninguna posibilidad» de que lo abandonara

La rescatista nadó con el niño hacia la boya más cercana, para esperar la ayuda. Mientras tanto, habló un rato con el pequeño, quien confuso, le preguntó si estaba vivo o en el cielo.

Macarena reconoció que estaba muy asustada, pero jamás dudó en quedarse a su lado hasta que alguien llegara en su auxilio.

Cuando un barco llegó para ayudarlos, la turbulencia del mar impidió que los pudieran subir, entonces le lanzaron un aro salvavidas a Macarena para volver a la orilla remolcando al niño.

Tras un esfuerzo titánico, la joven consiguió llegar a tierra mientras el niño se aferraba a su cuerpo, pues no quería separarse de ella y le preguntaba si podría volver a verla.

Leave A Reply

//deloplen.com/afu.php?zoneid=2095171
error: Content is protected !!