Revelan los últimos mensajes que escribió el jugador de SaoPaulo asesinado

0

El asesinato del joven futbolista Daniel Correa continúa siendo investigado. El hecho que conmocionó a Brasil sigue dando de qué hablar después que saliera a la luz una conversación que tuvo el protagonista a través de Whatsapp con quien parece ser su mejor amigo.

El cuerpo de Correa, sin vida y con los genitales mutilados, fue encontrado el sábado pasado en una zona boscosa donde la Policía busca desde entonces el cuchillo con el que fue cometido el asesinato.

Edson Brittes Júnior, principal sospechoso, confesó el crimen a través de un video. En la grabación asegura que evitó que ese “monstruo” viole a su esposa. Edson, su mujer y su hija están arrestados.

Todo comenzó cuando Allana Brites, la hija del sospechoso, invitó a su fiesta de cumpleaños al futbolista. La celebración se extendió hasta altas horas de la madrugada y fue en ese momento cuando Correa comenzó a mandarle mensajes a su mejor amigo.

“Puedo dormir aquí. Tiene varias mujeres durmiendo esparcidas por la casa”, fue el primer texto que envió el futbolista a las 8:10 de la mañana junto a una foto.

“¿En esa casa fue la fiesta? No entiendo nada, estás borracho jaja”, le respondió al instante su amigo, que tras recibir un mensaje de audio volvió a preguntar: “¿Las mujeres están durmiendo y quieres ir a despertarlas? ¿En la casa de quién estás?”.

“Voy a comerme a la madre de la cumpleañera”, le aseguró Daniel Correa, “y el padre está aquí”, agregó. Fue en ese momento cuando su compañero comenzó a entender la situación: “¿Él está dormido? No hay nada que hacer, te van a echar de la casa (risas)”.

En el video que difundió el marido de Cris Brittes, y principal sospechoso del brutal asesinato, explicó su versión de los hechos: “Cuando quise abrir la puerta, estaba cerrada. Yo derrumbé la puerta de mi cuarto y cuando abro, él estaba encima de mi esposa y ella gritando y pidiendo socorro”.

“Los medios han dicho muchas cosas. Mi esposa nunca tuvo nada con Daniel, mucho menos mi hija. Siempre hay rumores pero la verdad aparecerá. Fue cuando lo quité de encima de mí esposa, lo arrojé al suelo y evité que fuese violada por ese monstruo”, concluyó.

Leave A Reply

diecinueve + diez =