Volcanes en Toluca y Veracruz son considerados también peligrosos

0

En México existen con actividad 48 volcanes, calderas y campos volcánicos.

De ellos, cinco están clasificados como de peligro muy alto, se trata del Popocatépetl en Puebla, el de Colima en ese mismo estado, el Ceboruco en Nayarit y el Citlaltépetl o Pico de Orizaba en Veracruz, y el Chichón en Chiapas.

Tanto ‘El Popo’ como ‘El Pico’ tendrían influencia en territorio veracruzano.

“Tenemos que estar muy pendientes y también con el Popocatépetl lo tenemos en el Estado vecino, y nos afecta 48 municipios, la caída de ceniza sobre todo es la que afecta, más que nada es caída de ceniza por parte del Popocatépetl, ya que si hace erupción el Pico de Orizaba si afectaría más municipios y de forma directa”, detalló Fernando Feijoo López, director General de Prevención de Riesgos.

Sin embargo, ambos volcanes son monitoreados de forma permanente para cualquier actividad que presenten.

Otros considerados de peligro alto son: ‘El Nevado de Toluca’ en el Estado de México, ‘La Malinche’ en Puebla y ‘El San Martín’ en Los Tuxtlas, en Veracruz.

La erupción de un volcán puede llevar hasta miles de años.

“Básicamente la erupción de un volcán es el magma que está debajo de la corteza terrestres buscando salir, pero cuando se va juntando como presión, provoca una erupción volcánica, después de mucho tiempo cientos, hasta miles de años puede ser”, concluyó Feijoo López.

En peligro medio se encuentran los campos volcánicos Xalapa-Naolinco y en peligro muy bajo el Cofre de Perote.

Alerta del volcán Popocatépetl se mantiene en amarillo fase 2

Este martes, se encuentra el semáforo de alerta volcánica del Popocatépetl en amarillo fase 2. Aunque hubo una disminución en la actividad, durante la noche se pudo confirmar que el cráter del volcán Popocatépetl emitió esporádicas fumarolas, lanzando al aire ceniza, vapor de agua y gases.

De acuerdo al Centro Nacional de Desastres en esta etapa de alerta se prevé una pluma de vapor de agua y gas en el cráter, se puede registrar ligera caída de ceniza en áreas cercanas; también la caída de fragmentos incandescentes, la posible presencia de flujos piroclásticos y flujos de lodo o escombros de corto alcance.

Esto significa que no hay riesgo para las poblaciones cercanas al coloso, pero en caso de que haya algún cambio, o alguna indicación serán las autoridades las únicas que lo den a conocer a través de los canales oficiales.

Leave A Reply

uno × dos =