WOODY ALLEN, ACUSADO DE VIOLAR A SU HIJA, RESPALDA EL MOVIMIENTO #METOO

0

Woody Allen, director de cine, presumió que sus películas se han grabado con un ambiente seguro para las mujeres; su hija Dylan asegura que éste la violó cuando tenía siente años

Woody Allen, reconocido director de cine señalado por presuntamente haber abusado sexualmente de su hija, Dylan Farrow, reconoció las trascendencia del movimiento #MeToo, y presumió que la realización de sus películas se ha llevado a cabo bajo un ambiente seguro para las mujeres.

#MeToo surgió a partir de las denuncias en contra del productor Harvey Weinstein, procesado formalmente en una corte de Nueva York por conducta sexual inapropiada.

Durante una entrevista para un medio de comunicación argentino, Woody Allen indicó que “he trabajado en películas durante cincuenta años con cientos de actrices y ni una sola, grande, famosa, protagonista, nunca nadie ha sugerido ningún tiempo de comportamiento indecente”.

El problema es que las acusaciones vienen de una persona más cercana al director de ‘Blue Jasmine’: su hija Dylan, quien dice que su padre la violó cuando tenía siete años.

En la década de los 90, Woody Allen enfrentó un proceso de divorcio contra Mia Farrow, y al mismo tiempo fue investigado por el abuso sexual al que presuntamente sometió a su hija, Dylan.

A su vez, Allen anunció una relación sentimental con su hija adoptiva Soon-Yi.

En 2014, Dylan habló en The New York Times sobre los presuntos abusos.

De acuerdo con la versión de Dylan Farrow, su padre solía separarla de sus hermanos para quedarse a solas con ella: “Woody Allen me tomó de la mano, me llevó a un ático sombrío, casi a un armario, que había en el segundo piso de nuestra casa. Me dijo que me tumbara boca abajo y jugara con el tren eléctrico de mi hermano… y entonces me violó”.

En The New York Times, Woody Allen publicó una respuesta y negó los señalamientos de su hija, argumentando que ésta actuaba bajo los influjos de su madre; Dylan contestó: “Nada de lo que dice o escribe puede cambiar la verdad. Nunca he vacilado al describir lo que él me hizo. Voy a llevar los recuerdos de cómo sobreviví a estas experiencias el resto de mi vida”.

Mira Sorvino, presunta víctima de Harvey Weinstein y protagonista de ‘Poderosa Afrodita’, de Woody Allen, expresó su apoyo a Dylan en enero de este año con un texto publicado en The Huffington Post: “Confieso que cuando trabajé para Woody Allen era una actriz joven e ingenua. Me tragué el retrato de tus acusaciones de abuso contra tu padre como una ramificación de la retorcida batalla por la custodia entre Mia Farrow y él, y no miré más allá de la situación, algo que lamento terriblemente. Por esto también le debo una disculpa a Mia”.

En su reciente entrevista con la prensa argentina, Woody Allen hizo referencia al caso: “Es terrible, ciertamente me siento mal porque me acusan de algo terrible que me hiere y hiere a mi familia, algo que fue juzgado hace 25 años atrás, investigado por dos fuentes diferentes y que resultó ser completamente falso”.

Allen consideró que no todas las denuncias por abuso sexual son reales: “Estoy completamente a favor de que lleven ante la justicia a los verdaderos abusadores, pero si alguien es inocente y le ponen en el mismo saco, es muy triste para esa persona y creo que es injusto”.

Sobre los recientes señalamientos por acoso a Hollywood, el director dijo estar a favor de que los agresores sean juzgados: “lo que me molesta es que me vinculen con ellos”.

Para el movimiento #MeToo, son muchas las formas de violentar a una mujer; una es la brecha salarial, que es pagar menos a una mujer por el mismo trabajo que realiza un hombre.

Uno de los casos más recientes en Hollywood tuvo lugar en los foros de grabación de la serie ‘The Crown’, en la que su protagonista, Claire Foy ganaba menos que el actor Matt Smith, a pesar de ser la figura principal del show.

Woody Allen estimó que durante su trayectoria ha empleado a alrededor de 200 mujeres y “siempre les hemos pagado exactamente los mismos salarios de los hombres”.

En su declaración más controvertida, el artista bromeó y dijo que “es gracioso… yo debería ser la cara de los carteles del movimiento #MeToo.

Leave A Reply

16 + 5 =