Zonas costeras mexicanas en grave peligro por altos niveles de contaminación

0

La contaminación de la zonas costeras mexicanas tiene consecuencias ambientales y económicas (PxSphere).

Zonas costeras mexicanas en grave peligro por altos niveles de contaminación. Al menos 500 mil toneladas de plásticos van al mar.

México se encuentra en una privilegiada ubicación geográfica que lo pone justo en medio de dos océanos de gran importancia económica y ecológica: el Pacífico en su costa oeste y el Atlántico, en la oriental.

Además de esto, el territorio nacional cuenta con acceso al Golfo de México y al Mar Caribe. Al menos 56% del país cuenta con costas y de las 32 entidades federativas, 17 cuentan con zonas costeras.

A sabiendas de esta información, resalta la necesidad de prestarle especial atención al daño que provocan los altos niveles de contaminación en las zonas costeras del país, de las cuales dependen la soberanía, la seguridad y el desarrollo de los mexicanos.

Los altos niveles de contaminación también afectan la reproducción de distintas especies de valor comercial como el camarón, la langosta, el abulón, las tortugas marinas, el ostión y la almeja pismo, por mencionar algunas que benefician tanto a la industria pesquera a nivel industrial, como a la artesanal.

Todas estas especies se ven afectadas por una cantidad cada vez mayor de plásticos que, al desintegrarse, van dejando microfibras que transfieren sustancias tóxicas a las especies marinas que luego son consumidas por los seres humanos, provocando daños a la salud.

Se calcula que al menos 500 mil toneladas de plásticos llegan a los mares de México, matando a miles de peces, mamíferos y aves cada año.

Si bien se han impulsado iniciativas para disminuir los niveles de contaminación en mares y zonas costeras, aún queda mucho trabajo por hacer.

Entre las soluciones que se proponen son la prohibición de la venta y uso de las bolsas de plástico y el uso de filtros en las lavadoras, para evitar que los microplásticos presentes en algunos detergentes comerciales, lleguen al mar.

Actualmente, las zonas costeras mexicanas experimentan una explosión poblacional constante, pero irregular, que también incrementa los niveles de contaminación debido a que aún no existen regulaciones robustas que eviten que los desechos de las localidades urbanas costeras, acaben en el mar.

Se calcula que tan solo 77 municipios de los 154 con costa en el país, cuentan con plantas de tratamiento de aguas negras, de las cuales, solo algunas funcionan al 100% de su capacidad total, dejando que miles de litros de aguas sin tratar contaminen nuestras zonas costeras.

Ya hay una importante cantidad de instrumentos de gestión socioambiental que poco a poco se van fortaleciendo y ejecutando, pero la labor empieza reconociendo la importancia del cuidado de las zonas costeras del país.

Leave A Reply

catorce − 9 =