Amor enfermo: madres que ocultaron los restos de sus hijos

0

Seis desgarradores casos de madres que por diferentes circunstancias, ‘guardaron’ a sus hijos muertos

Ciudad de México. “Madre es el nombre que le dan a Dios los labios y los corazones de los niños” recitó Brandon Lee en su última película: El Cuervo. Nadie aprende a ser madre. Mientras unas se quitan el pan de la boca para dárselo a sus hijos, otras se deshacen cruelmente de ellos; otras tantas lloran porque no pueden concebirlos y otras tantas cargan el viacrucis de la muerte de sus hijos.

Dicen que no hay peor pérdida que la de un hijo, que los hijos son los que deben de enterrar a los padres. ¿Qué pasa cuando las madres que engendraron desde sus entrañas a esos seres, tienen que enterrar a sus hijos?

En esta ocasión, presentamos seis desgarradores casos de madres que por diferentes circunstancias, ‘guardaron’ a sus hijos:

• El día de ayer se dio a conocer el caso de Mónica Palomino de Perú, una mujer que guardó el cuerpo de su bebé de 25 semanas de gestación, en el refrigerador de su casa, luego de que el hospital Sergio Bernales en el distrito limeño de Comas, le entregó a su hijo sin ningún documento para poder sepultarlo.

• Apenas este fin de semana, conocimos la desgarradora historia de una mujer que fue detenida en la TAPO. La mujer identificada como Silvia Reyes Batalla, llevaba a su hijo de tres años envuelto en una bolsa de plástico y cobijas. El menor murió por un infarto al miocardio. La madre de tan sólo 25 años de edad originaria de Puebla trajo a su hijo a la ciudad para que lo atendieran, sin embargo su hijo murió antes de llegar al hospital.

• A principios de noviembre, dimos a conocer el caso de un pequeño de tan sólo un año de edad que fue asesinado a golpes por la pareja sentimental de su madre en Arkansas. El sujeto identificado como Tyler Hobbs, llamó a la policía para decir que el niño se había caído, sin embargo cuando la policía llegó, encontraron el cuerpo del pequeño dentro de un armario en un recipiente de plástico y en estado de descomposición. La madre del menor, María Girón-Molina guardó por varios días el cuerpo de su hijo después de que no pudo impedir que su pareja lo matara.

• Una mujer ciega de Nueva York, vivió durante 20 años con el cadáver de su hijo. Rita Wolfensohn creía que su hijo había desaparecido. Fue la cuñada de la mujer, Josette Buchman, la que encontró el cuerpo del niño mientras buscaba unas cosas en la casa de la invidente.

• Joni Bakaradze originario de Bashi, Georgia, murió cuando tenía 22 años, sin embargo su familia decidió mantener su cuerpo preservado para que el hijo de Joni, que tenía sólo dos años al momento de su muerte, pudiera ver el rostro de su padre. La madre de Joni, usó líquido para embalsamar para conservar el cuerpo durante cuatro años hasta que alguien le recomendó usar vodka para conservar mejor el cuerpo.

• En el 2010, el Estado de México fue testigo del famoso caso de la niña Paulette, que tras de ser reportada como desaparecida y después del circo que su familia montó, la niña de tan sólo cuatro años, fue encontrada días después muerta, dentro de una bolsa de plástico entre el colchón y la base de la cama durante una reconstrucción de hechos. La madre fue la responsable de la muerte de la pequeña y la mantuvo oculta en su propia casa mientras la policía y la prensa entraban a diario para continuar con las investigaciones.

KG

Compartir

Leave A Reply

15 − ocho =