Documentan corrupción del PRI y del PAN en la Cámara de Diputados.

0

Durante décadas, el botín del presupuesto en la cámara baja se repartió entre priístas y panistas. Con amplio poder representativo en cada una de las elecciones federales, los diputados tricolores y conservadores empezaron a generar una maquinaria para asegurarse del control de áreas clave que manejan la mayor cantidad de recursos dentro de la cámara de diputados.

Esto ha sido evidenciado por Morena, a través de Mario Delgado. El líder de la Jocupo menciona que en prácticamente toda área dedicada a las finanzas de la cámara baja hay prácticas de saqueo que apuntan a priístas de renombre como Fabio Beltrones, César Camacho, Emilio Gamboa, entre otros miembros del PRI que han controlado esta cámara.

Pero no solamente se ha encontrado este tipo de reparto de áreas como cuota política dentro del PRI. Con las recientes legislaturas se deja ver que la práctica la ha emulado bastante bien el partido Acción Nacional a través de dos hombres clave: Marko Cortés y Gustavo Madero. El primero de los panistas ha generado buenos acuerdos con el PRI nacional y por el momento se encuentra reuniendo adeptos para que lo elijan como presidente panista.

Los datos que presenta Morena no son meras acusaciones, Mario Delgado asegura que se cuenta con documentos de cada área que estos dos partidos se han entregado para absorber la mayor cantidad de recursos en San Lázaro. El morenista exhibe la práctica y también asegura que esa forma de repartición de áreas ha quedado en el pasado. Con mano dura, Delgado se ha enfocado en insertar el plan de austeridad y anticorrupción de López Obrador en su nuevo trabajo legislativo.

Dentro del recinto legislativo se tiene documentación para acreditar estas entregas de secretarías como botín entre el PRI y el PAN. Se trata, asegura Delgado, de un control total de esta dupla conocida como PRIAN de la secretaría General, la secretaría de Servicios Parlamentarios, la de Servicios Administrativos y Financieros y una contaduría interna. Para rematar las acusaciones, Morena confirma que parte de esta maraña política involucra también al PRD, en especial a Jesús Zambrano.

Para entender este proceso debemos remitirnos hasta finales los años noventa. A poco tiempo de que Vicente Fox lograra la alternancia presidencial, en la cámara de diputados ya se empezaba a notar la pérdida de la hegemonía priísta. Para ese entonces, el PRD empezó a cobrar fuerza ahí dentro y se exhibió cómo el priísmo controlaba lo político y sobretodo lo financiero desde la oficialía mayor.

Los esfuerzos por evidenciar la corrupción dentro de San Lázaro se entorpecieron cuando el PAN empezó a tener cada vez más poder legislativo. Si antes era el PRI, ahora también los panistas empezaron a regalar puestos claves a ciertos empresarios, sindicalistas, entre otros, como botín político para pagar favores electorales. Morena exhibe y promete terminar con la práctica. En el primer día de la 64 legislatura, Morena aceptó un acuerdo político con el partido Verde para cederle cinco diputados y así obtener la mayoría absoluta en San Lázaro. La duda surge de inmediato.

Con información de Proceso.

Leave A Reply

7 − 1 =