Las playas más peculiares del mundo

0

Date la oportunidad de gozar cualquier sorpresa

Estas son algunas de las más peculiares playas del mundo, ya sea por su morfología, ubicación geográfica, color de arena o formaciones visibles desde ellas

El escuchar la palabra playa inmediatamente nos remite a pensar en descanso bajo el sol y en nadar en sus refrescantes aguas, aunque existen algunas alrededor del mundo que no necesariamente van acompañadas de estas ideas.

En el siguiente listado, presentamos algunas de las más peculiares playas del mundo, ya sea por su morfología, ubicación geográfica, color de arena o formaciones visibles desde ellas.

Playa de Vidrio (California, Estados Unidos)

Durante algún tiempo a mediados del siglo 20 diversas playas eran usadas como vertederos sobre las que se depositaban toneladas de basura.

Este escenario localizado en la costa de Fort Bragg en el condado de Mendocino, California fue testigo de la transformación que sufrió luego de que habitantes del lugar tiraran desperdicios por los acantilados de Union Lumber Company y que fuera prohibido y cerrado por las autoridades en 1967, y que implementaron durante muchos años programas para corregir el daño.

El paso del tiempo junto con las olas fueron erosionando materiales como el vidrio y la cerámica que les quitaron el filo, convirtiéndolo en una especie de arena de colores que actualmente cubre la playa y que, ahora tiene millones de pedazos de vidrio de distintas tonalidades a la orilla del mar.

Playa del Amor o Playa Escondida (Islas Marietas, México)

El paisaje del archipiélago está lleno de pájaros bobos de patas azules y café que vuelan a través de este escenario. En él también se pueden encontrar delfines nariz de botella, matarratas gigantes, tortugas golfinas y ballenas jorobadas que cada invierno migran para evitar los intensos fríos de Alaska.

Se dice que esta playa se creó también por la mano del hombre, ya que fue el impacto de una bomba durante ensayos militares del siglo pasado lo que formó el cráter sobre la playa de arena blanca y agua cristalina a la cual solo se puede acceder nadando o en kayac.

Desde 2016 la CONANP (Comisión de áreas Naturales Protegidas) tuvo que imponer un fuerte control en el número de visitantes para así poder garantizar su conservación, por lo que no es posible acceder a ella en lunes o martes, solo la pueden visitar personas entre 10 y 65 años y el tiempo de estancia en la playa es de 10 minutos.

Playa Vaadhoo (Rea Atoll, Maldivas)

Este conjunto de islas posee uno de los fenómenos naturales más fascinantes, el “mar de estrellas”, en el cual la orilla del mar se plaga de pequeñas luces que se mueven al ritmo del oleaje del lugar por las noches.

El fenómeno es explicado por la bioluminiscencia, que es la capacidad que tienen ciertos organismos vivos de producir luz, como el caso de la playa Vaadhoo, que brilla en la oscuridad debido al fitoplancton que es perturbado por el oxígeno cuando es movido por el mar.

En México playas en Holbox (Quintana Roo), Chacahua (Oaxaca) y Bucerías (Nayarit) presentan este fenómeno.

Playa de las Catedrales o Playa de Aguas Santas (Ribadeo, España)

Localizada en el municipio gallego de Ribadeo con cerca de 10 mil habitantes es popularmente conocida por la similitud que tienen sus formaciones rocosas con los arbotantes de las catedrales góticas.

Dichas formaciones han sido “esculpidas” por la fuerza del Mar Cantábrico a lo largo de muchos años, alcanzando algunos de ellos alturas de más de 30 metros.

Playa Rosada (Harbour, Bahamas)

Considerada una de las playas más hermosas de Bahamas, la playa Rosada tiene una extensión de 5 kilómetros que atrae a turistas de todo el mundo y en la que celebridades como Keith Richards tienen una casa.

El color de la arena se da gracias a los granos triturados de los insectos microscópicos de coral, Foraminifera, que al morir desechan sus conchas rosadas en el agua y que son traídas a la orilla por el oleaje para mezclarse con la arena.

Playa Jökulsárlón (Vatnajökull, Islandia)

Muy distinta a todas las anteriores, esta playa se ubica en una enorme laguna glacial llamada Jökulsárlón al sudeste del país.

La laguna varía su tamaño según el deshielo de los glaciares de Islandia y los turistas llegan ahí para contemplar el glaciar Breioamerkurjökull a bordo de jeeps o vehículos especiales de nieve, desde los cuales toman fotografías al glaciar mismo y a los icebergs blancos y azules que se desplazan con lentitud por la laguna y que crean un peculiar juego de luces cuando son iluminados por la luz del sol.

El paisaje lo completa una playa de arenas oscuras, casi negras, sobre la cual se posan los trozos de hielo y cristales por donde se mire, simulando un gran desastre causado por la ruptura de una gran pieza de cristal.

Playa Papakōlea o Playa Mahana (Kau, Hawaii)

Es una playa de arena verde ubicada cerca de South Point en el distrito de Kau en la isla estadounidense de Hawaii. Esta playa es una de las cuatro con arena verde en el mundo, junto a Playa Talofofo en Guam, Punta Cormorán en las Islas Galápagos y Hornindalsvatnet, en Noruega.

La arena en esta playa de Hawaii obtiene su color de la arena olivina erosionada de un cono volcánico circundante (anillo de toba volcánica) formado hace más de 49 mil años y que es asociado a la falla sudoeste de Mauna Loa.

El material volcánico fragmentado (piroclásticos) del anillo de toba contiene olivino, un mineral de silicato que contiene hierro y magnesio común en las rocas volcánicas hawaianas y uno de los primeros cristales que se forma cuando el magma se enfría.

Playa de la Calzada del Gigante o The Giant’s Causeway (Antrim, Irlanda)

Esta playa, localizada en Irlanda del Norte, abarca 5 kilómetros de la costa en Antrim que cuenta con espectaculares paisajes creados por la naturaleza.

Una explosión volcánica ocurrida hace 60 mil años dio origen a las piedras hexagonales que se aprecian por todo el lugar. La calzada cuenta con 40 mil columnas de basalto que descienden en forma de escalera hacia el mar, alcanzando algunas de ellas hasta 12 metros de altura.

Habitantes de la zona que no podían explicar el fenómeno natural crearon la leyenda de que dos gigantes (uno de Escocia y otro de Irlanda) se tiraban continuamente piedras porque se llevaban mal, conformando así un campo de piedras.

Un día el gigante escocés decidió cruzar dicho campo para confrontar al irlandés, pero se encontró con la sorpresa de que el irlandés se disfrazó de bebé, para hacer creer a su rival que el padre de aquel “niño” era el triple de grande, por lo que el escocés huyó del lugar pisando fuertemente las rocas, provocando que se hundieran en el mar para que el otro gigante no pudiera llegar a Escocia.

Fue descubierta en 1693 y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1986

Playa de arena negra Punaluu (Puna, Hawaii)

El escenario localizado al sur del distrito de Puna y de la ciudad de Hilo cuenta con arena de color negro brillante procedente de la lava basáltica que hace millones de años salió del fondo de la tierra y se enfrió camino al océano.

Turistas acuden a este destino para disfrutar del paisaje único junto al mar y del espectáculo de ver llegar a tortugas marinas que llegan al lugar a anidar.

Irónicamente lo único que no se puede hacer en esta playa es nadar, ya que lo rocoso de la zona y el oleaje la hacen una actividad muy peligrosa. Una peculiaridad más de Punaluu es que bajo su arena negra corre un río subterráneo de agua dulce y fría.

Cueva de la playa del Algarve o Algar de Benagil (Benagil, Portugal)

El accidentado relieve de la zona ha contribuido para la peculiar formación al sur de Portugal, en la que se encuentran numerosas playas y acantilados que forman verdaderos monumentos naturales.

El más vistoso de ellos es una gruta que cuenta con una playa en su interior y una abertura en el techo que deja pasar los rayos de sol. El acceso a dicha playa solamente es posible por la vía marítima, por lo que la renta de kayacs y de tours en embarcaciones ligeras son los servicios más solicitados para llegar al lugar.

Se recomienda visitarla durante el mediodía, ya que es a esta hora en que se tiene la mayor iluminación por los rayos de sol que se filtran desde el gran óculo natural en el techo.

Playa Navagio o Playa Naufragio (Zakynthos, Grecia)

Se localiza en la isla griega de Zakynthos al sur de las islas Jónicas y se encuentra flanqueada por imponentes acantilados, por lo que la forma más común de llegar es por la vía marítima.

Sobre la arena de la limitada playa se encuentran los restos del antiguo barco Panagiotis que ahí encalló en 1983 tras no lograr superar una fuerte tormenta. Versiones de lugareños apuntan a que la embarcación contrabandeaba cigarrillos, bebidas alcohólicas y hasta personas, cuando las autoridades dieron con su paradero y le persiguieron a través del mal tiempo antes de quedar varado.

También existe la opción de ir por tierra, pero solo para contemplar la isla desde lo alto del acantilado, en donde se ubica un pequeño mirador desde el que también algunas personas saltan 200 metros en caída libre con paracaídas para acceder a la playa.

Leave A Reply

error: Content is protected !!