Lesiones en niños derivadas del uso de smartphones y tablets

0

Muchas veces, los papás jóvenes de esta generación han caído en la tentación de distraer a los hijos con 20 minutos de televisión, o un ratito de Smartphone o Tablet, para así tener un poquito de paz y poder descansar bien del trabajo, comer tranquilamente o tener una amena reunión con amistades.

No está mal hacerlo esporádicamente, pues es bastante claro que a veces se necesita un respiro o silencio. Sin embargo, hay parejas que tienen a sus hijos desde que llegan de la escuela hasta que se van a dormir jugando en la tablet, viendo videos en el celular o pegados a la televisión. Este es un ejercicio que no es muy benéfico para los pequeñitos, simplemente por la importante razón de que los niños necesitan desarrollar su imaginación mediante el juego, socializar y tener actividad física.

¿Sabías que los niños que pasan demasiado tiempo con las tablets y smartphones están desarrollando problemas musculares en manos y dedos? Los expertos comienzan a vislumbrar sobre el peligro del uso tan frecuente de las pantallas dáctiles, ya que a largo plazo puede suponer un problema para los niños; al usar pantallas ‘touch’ no están trabajando los músculos necesarios para la escritura.

En Estados Unidos, los pediatras están avisando que a sus consultas están llegando niños con problemas musculares en las manos, derivados del uso excesivo de la tecnología debido a que muchos menores usan de forma ilimitada este tipo de pantallas. Estos niños pasan más de dos horas frente al smartphone o la tablet ya sea jugando o viendo series, en vez de jugar desarrollando todo tipo de músculos en un juego de fútbol y en clases de danza.

Otras actividades como escribir, dibujar o hacer manualidades, potencían el desarrollo de la musculatura de la mano, algo básico para poder escribir bien, pero ahora están quedando obsoleta. Los hogares se han vuelto hoy en día tecnológicos, y los niños prefieren pasar más tiempo jugando con el teléfono de mamá o papá que coloreando y rayando cuaderno.

La Academia Americana de Pediatría alerta de que los niños no deberían pasar más de dos horas con el iPad al día e incluso los niños menores de dos años no deberían invertir ningún tiempo frente de la pantalla. También aconsejan alejar estos dispositivos de las habitaciones de los niños.

Otros problemas relacionados con el excesivo uso de la tecnología que ya están afectando a niños es:

– Problemas cervicales y lesiones de espalda por la postura al ver los dispositivos.

– Obesidad infantil al suprimir el tiempo de juego y actividad física por pasar tiempo sentados o inmóviles frente a los dispositivos.

– Adicción, obsesión y angustia. Pasar tiempo frente al smartphone o tablet tiene en el cerebro de los niños menores a 8 años casi los mismos efectos que tiene la marihuana en los adultos. Los niños se vuelven agresivos cuando se les niega el acceso a los dispositivos y su nivel de angustia y ansiedad aumentan cuando no están en contacto con ellos.

– Miopía y vista cansada debido a la luz y a la cercanía con los aparatos.

-Problemas de sueño, debido a la ansiedad que genera y contenidos llamativos que impiden generar un estado de tranquilidad para dormir.

Las tablets y smartphones parecen ser los nuevos juguetes de los niños, sin embargo, limitar y controlar su uso puede ayudar a que los niños no desarrollen ninguna de estas lesiones.

Me excedí con el permiso para el uso de tablet y smartphone. ¿Cómo le quito los aparatos sin morir en el intento?

1 Actividades: los niños NO se aburren cuando tienen cosas que hacer. Tal vez los adultos debamos también dejar los dispositivos y enfocarnos más en ellos.

2 Con actividades físicas (¡no necesitas inscribirlo a clases de nada. ¡Con salir a caminar está bien y la pasarán perfecto!), manualidades, cuentos para colorear, incluso algunas reparaciones en casa irás disminuyendo el tiempo de ocio.

3 Aprovecha su memoria: los niños tienen memoria corta (todas hemos escondido/ tirado algún juguete que ya no recuerda). No menciones su uso, procura que no vea los cables y los dispositivos.

4 No fomentes su uso ni lo condiciones como si fuera premio: no compres la funda protectora “por si se le cae” (mejor no se lo des) y si quieres hablar de premios, mejor otra cosa: por ejemplo, juntar ciertos premios a la semana te da derecho a ir por un helado.

5 Ahora, en caso de que ya te hayas excedido en el uso de la tecnología, sólo ve reduciendo poco a poco, has que tu pequeño vaya dejando el móvil poco a poco, hasta que consideres que sea mejor para él o ella.

Nuevamente, no está mal hacerlo de vez en cuando. Estamos en una época donde todo gira en torno a la tecnología y no podemos apartarnos ni apartarlo de ellos, pero si podemos limitar su uso y ser conscientes del daño que puede generar.

Con información de Guía Infantil.

Leave A Reply

error: Content is protected !!