Pizza Napolitana es declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

0

Dos millones de personas firmaron una “petición mundial” para respaldar la candidatura de este arte practicado actualmente en Nápoles

El arte de los “pizzaioli” napolitanos que durante siglos revolearon la masa de esta especialidad mundialmente conocida de la cocina italiana entró en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.

La decisión se tomó en el Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, que se reúne desde el lunes en la isla de Jeju, en Corea del Sur.

Dos millones de personas firmaron una “petición mundial” para respaldar la candidatura de este arte practicado actualmente en Nápoles por unos 3.000 ‘pizzaoli’ y que según sus promotores “desempeña un rol esencial en la vida social y en la transmisión entre generaciones”.

El presidente de la asociación de pizzaioli napolitanos, Sergio Miccù, había prometido que si su arte entraba en la lista lo festejaría “regalando pizza en las calles”.

Más allá del espectacular manejo de la masa, la elaboración de la pizza es una “habilidad culinaria” que asocia “canciones, sonrisas, técnica, espectáculo” y se remonta al siglo XVI, alegaba la candidatura italiana.

Cuando las primeras pizzas aparecieron en Nápoles, ciudad del sur de Italia, se trataba de panes concebidos como una manera rápida y barata de alimentar a las multitudes, según el historiador Antonio Mattozzi.

La tradición se desarrolló y las primeras pizzerías aparecieron a finales del siglo XVIII. Pero tuvo que pasar casi un siglo para que salieran de Nápoles.

“íVictoria!”, reaccionó en Twitter Maurizio Martina, ministro italiano de Agricultura. “Un nuevo paso para la protección de la herencia gastronómica y vinícola de Italia”.

“íLarga vida al arte del pizzaiolo napolitano!, símbolo del producto más vendido y consumido en el planeta, la pizza”, declaró en la misma red social Pecoraro Scano, uno de sus predecesores en el ministerio y presente en Jeju como promotor de la petición.

Según la Coldiretti, principal sindicato agrícola italiano, cinco millones de pizzas son consumidas cada día en Italia, entre una población de 60 millones de personas. El sector representa un volumen de negocios anual de 12.000 millones de euros (14.100 millones de dólares).

Pero los estadounidenses son los principales consumidores de pizza del mundo, con 13 kilos por persona por año, frente a los italianos – campeones de Europa – con 7,6 kilos, mientras los españoles consumen 4,3 kilos y los franceses y los alemanes, 4,2.

Pero no sólo la pizza napolitana fue galardonada. Otras tradiciones fueron premiadas, como el método artesanal de elaboración de los sombreros de Panamá. La Unesco reconoció a los “procedimientos y técnicas artesanales de obtención de fibras vegetales para talcos, pintas y crinejas del ‘sombrero pintao'”, según informó en un comunicado.

Los artesanos cultivan las plantas, trabajan las materias primas, trenzan las fibras y confeccionan con ellas este sombrero, que forma parte de la indumentaria de todas las regiones del país en los bailes folclóricos y las fiestas comunitarias, destacó la Unesco.

Este organismo valora el hecho de que estos procedimientos y técnicas de fabricación “se transmiten de generación en generación”, así como los “múltiples esfuerzos para salvaguardar este elemento del patrimonio cultural”, como la organización de ferias, mercados artesanales y concursos de trenzado.

La lista de patrimonio cultural creada en 2003 contaba antes de la reunión de Corea del Sur con más de 365 tradiciones o expresiones vivas, entre ellas el flamenco español, la cerveza belga, la filosofía milenaria del yoga, el tango argentino o la rumba cubana.

Compartir

Leave A Reply

15 − 1 =