Vendió su riñón para comprar un iPhone y ahora necesita diálisis de por vida

0

Xiao Wang tenía solo 17 años cuando tomó la decisión de vender uno de sus riñones para poder comprar el iPhone 4 que deseaba obtener.

Tras la operación le dijeron a Wang que iba a tener una vida normal solamente teniendo un riñón; sin embargo, casi ocho años después, el joven de 24 años está permanentemente discapacitado y depende de la diálisis.

En 2011, el iPhone 4 era el smartphone insignia de Apple, y Xiao Wang no podía permitirse comprarlo, por lo que decidió vender su órgano saludable para poder obtener el dispositivo.

Con la ayuda de un intermediario, Wang se puso en contacto con personas dedicadas a la comercialización de órganos en el mercado negro.

El joven acordó vender uno de sus riñones por 22 mil yuanes (unos 3 mil 200 dólares), sin saber que la decisión arruinaría su vida.

Wang pensaba que solo necesitaría uno de sus sus riñones para vivir, y el médico que llevó a cabo la operación le aseguró que sería capaz de llevar una vida normal.

El procedimiento se llevó a cabo en un hospital ilegal en Chenzou, y aunque supuestamente fue exitosa, las complicaciones surgieron tiempo después.

“Desafortunadamente, el ambiente de operación no fue saneado adecuadamente, lo que provocó una infección en su herida”, informó el diario Oriental Daily.

“Peor aún, la familia de Wang no supo sobre su operación de extracción de riñón y solo se enteró cuando el adolescente ya no podía ocultar sus problemas de salud”, agrega el reporte.

Debido a que no se atrevió a decirle a sus padres lo que había hecho, la infección se extendió a su riñón restante, y cuando su familia lo llevó a un hospital, el daño era tan grave que la única manera posible de asegurar su supervivencia era la diálisis permanente.

Xiao Wang ha pasado la mayor parte del tiempo desde entonces en la cama, dependiendo de la máquina de diálisis que lo mantiene con vida, pero que al mismo tiempo acorta considerablemente su vida.

Luego de escuchar la historia de cómo Wang vendió su riñón en el mercado negro para comprar un iPhone 4, sus padres rastrearon y demandaron al intermediario y al médico que realizó la operación.

Finalmente, recibieron una considerable compensación de 2.2 millones de yuanes, unos 320 mil dólares, la mayoría siendo invertidos en los tratamientos y medicamentos del joven.

No está claro si Xiao Wang alguna vez compró el iPhone por el que vendió su riñón, o si aún lo tiene.

Leave A Reply

2 + siete =