Multan a restaurante con 108 mil pesos por repartir comida a familias de escasos recursos

0

La policía acusa al restaurante de mantener actividad durante el estado de alarma

Un restaurante en Valencia, ciudad de España, ha recibido una multa de 4 mil 200 euros (108 mil 816 pesos mexicanos) por repartir comida a familias necesitadas durante el estado de alarma derivado de la actual pandemia de coronavirus.

Las sanciones comenzaron desde el pasado marzo, cuando la Covid-19 obligó a cancelar las tradicionales Fallas valencianas, un festejo para el que el propietario de La Lusitana Tasca tenía preparada mucha comida debido a que atrae a decenas de miles de turistas.

Pero ante la situación, Javier Márquez se puso en contacto con distintos colectivos locales, así como con las asociaciones Brúfol y Espai Veïnal Cabanyal, para organizar un reparto de alimentos a las familias más vulnerables del barrio. Tras la planeación, pusieron manos a la obra y dieron comida a 84 personas de escasos recursos.

No obstante, la policía se presentó en el establecimiento y acusó al restaurante de continuar con sus actividades normales cuando el estado de alarma decretado por el Gobierno lo prohibía, aún cuando el personal afirma que los mismos oficiales comprobaron que lo que hacían era repartir alimento a las familias necesitadas.

«Llegaron en tono amenazante, incluso faltando un poco al respeto. A una de mis empleadas que le explicaba la situación le gritaron que se callara y dejara de hacerse la buena samaritana y a mí que harían lo posible porque no volviera a abrir mi negocio», cuenta Márquez.

Un mes más tarde comenzaron a llegar las multas: 3 mil un euros (77 mil 751 pesos) al dueño del restaurante y 600 euros (15 mil 545 pesos) a dos de sus colaboradoras más cercanas. Lo peor, según el hombre, es que en el acta policial que dejaron los policías escribieron que el local repartía comida a gente sin recursos, pero después, en la denuncia se indica que están abiertos como normalmente.

Por supuesto que el caso desató indignación no únicamente de los vecinos, sino de usuarios de redes sociales que hicieron llegar sus quejas hasta el alcalde de Valencia, Joan Ribó, que aseguró en Twitter que «se revisarán los hechos y se actuará conforme a la ley y a la lógica humanitaria».

 

Leave A Reply

//graizoah.com/afu.php?zoneid=2095171
error: Content is protected !!